Home Compartir

Consejos para impulsar el pensamiento lógico matemático en tu niño

Miniland Educational: Playing today, for tomorrow

Por Miniland

septiembre 4, 2017

6 minutos de lectura

Que el niño sea capaz de comprender la realidad que le rodea depende en buena medida de su pensamiento lógico matemático. Su relación con el mundo y su habilidad en la resolución de conflictos van ligados a esa capacidad que se adquiere de manera paulatina. Es el resultado de un proceso en el que influyen el juego y la socialización. Hoy te damos pautas para potenciar la habilidad matemática y el pensamiento lógico en tu pequeño

La formación temprana en lógica matemática es importante en una sociedad tan exigente como la nuestra. De hecho, el razonamiento y el análisis que tanto ayudan al niño en su desarrollo dependen de esta capacidad.  

 Las habilidades matemáticas y la lógica nos ayuda a relacionarnos en sociedad, a afrontar problemas y dificultades y a superar todo tipo de conflictos. Esas habilidades se pueden potenciar con los juegos STEM, basados en las áreas de conocimiento científicas, y que se inspiran en la idea de aprender jugando. 

Al hablar de lógica matemática en niños también es inevitable mencionar al
psicólogo Suizo Jean PiagetEste intelectual descubrió cómo funciona esa capacidad en los niños y de qué manera influye en la edad adulta. En su teoría destaca que el pensamiento lógico de nuestros hijos evoluciona al tiempo que el pequeño aprende y perfecciona su habilidad en actividades de clasificación, simulación, explicación y relación.

Miniland Blogimage 500x180_2-1.png

El pensamiento lógico matemático se desarrolla de manera secuencial, esto significa que se comienza por la comprensión básica y se finaliza con la abstracción. Nosotros como padres podemos ayudar a nuestro niño a desarrollar estas habilidades siguiendo estas 6 pautas:

  1.  EVITA COMPARACIONES. La adquisición de habilidades es parte de un proceso de desarrollo continuo en el que cada niño lleva su propio ritmo de aprendizaje. No es aconsejable comparar la capacidad de nuestro hijo con la de ningún otro. ¡Dale libertad y permítele jugar!
  2.  DESTIERRA EL VERBO “OBLIGAR”. Los mejores aprendizajes de la vida se hacen jugando, esta es la filosofía de los juegos STEM. Si obligamos al niño éste puede generar rechazo a las actividades que le propongamos. Lo más recomendable es facilitarle juegos con finalidad educativa y utilizar estrategias adaptadas a su edad.
  3.  PLANTEA AL NIÑO RETOS COTIDIANOS. Asegúrate de que el reto sea adecuado a su edad. Si le resulta inalcanzable acabará desmotivado. Los juegos STEM de Miniland se basan en la resolución de problemas y se enfocan a edades concretas. Una sobreestimulación inadecuada puede tener el efecto contrario al deseado. No olvides que si no consigue resolver el reto el efecto será el contrario al perseguido y su autoestima se verá afectada.
  4. APUESTA POR LA DIVERSIÓN CONSTRUCTIVA. El encaje de piezas, los puzles, la elaboración de construcciones… todos estos juegos inciden en su visión espacial, en su habilidad matemática y en la formación del pensamiento abstracto. El Mecathech de Miniland es un juego de construcción de tipo mecánico que impulsa la creatividad. 
  5.   AYUDA AL NIÑO A CULTIVAR SU MEMORIA. Los juegos de reconocimiento,  los que se basan en emparejar iguales o contrarios y las actividades con las que se trabaja la memoria, son de gran ayuda. Dedicando unos minutos de juego a estas tareas es posible potenciar las habilidades simples de razonamiento deductivo.
  6. INCENTIVA LA REFLEXIÓN Y LA CRÍTICA. Plantea a tu niño situaciones cotidianas en las que haya un pequeño conflicto adecuado a su edad. Deja que él se exprese y establezca sólo una solución. De esta manera se trabaja el razonamiento lógico. Recuerda que puedes darle pistas pero nunca influyas en su decisión.

infografia.png

El desarrollo del pensamiento lógico matemático en 4 fases

Según el psicólogo Jean Piaget el desarrollo del pensamiento lógico en el niño incluye cuatro periodos. Como padres podemos influir en estas cuatro fases teniendo en cuenta algunos aspectos esenciales:

  • La fase sensomotora: Abarca del nacimiento a los dos años de edad. El bebé aprende a través de los sentidos. Es el momento en que se lleva todo a la boca, comienza a andar y descubre el mundo. Como padres debemos facilitarle esas experiencias sin riesgo y ofrecerle juguetes simples y adecuados a ese momento

  • La fase preoperacional: Entre los 2 y los 6 años el niño evoluciona con rapidez y el lenguaje ya juega aquí un papel determinante. Es una etapa marcada por el egocentrismo. Nuestro hijo descubre el mundo y todo lo ve desde la óptica del “mío, mi”. En esta fase el pequeño comienza a representar la realidad de manera simbólica. Juegos de ensamblaje como el Pixel Craft, que facilitan que el niño ejercite la creatividad y el razonamiento lógico matemático, pueden ser adecuados. 

  • La fase del pensamiento concreto: Entre los 7 y los 11 años nuestro niño vive un momento crucial. Es aquí cuando desarrolla la capacidad mental abstracta de clasificar u ordenar mentalmente conjuntos. También aquí evoluciona su capacidad de socialización. Sus necesidades cambian y su interés por las cosas se amplía. ¡No pongas límites a su curiosidad!

  • La fase de las operaciones formales: Entre los 11 y los 15 años se produce la última fase. En este momento nuestro hijo se inicia en la adolescencia y elabora pensamientos de alta complejidad. Experimenta grandes avances en todas las habilidades que influyen en el pensamiento lógico matemático. Miniland en su preocupación por atender y reforzar los aprendizajes de los niños de todas las edades ha diseñado juegos específicos para este momento vital

Los juegos STEM de Miniland pueden ayudar a tu hijo en todas las fases de desarrollo del pensamiento lógico.  ¡Potencia sus habilidades de manera divertida STEM by STEP!

New Call-to-action