Home Compartir

7 minutos de lectura

Trabajar la memoria y la orientación espacial además de pasar horas de máxima diversión, estos son algunos de los objetivos de la colección On The Go de Miniland. Esta línea está compuesta por 6 juegos magnéticos que ayudarán a tu niño a potenciar su creatividad y a olvidar la palabra “aburrimiento”

Los juegos magnéticos de Miniland son juegos de asociación, y están pensados para entretener y mejorar las habilidades del niño. Su uso favorece la adquisición del lenguaje y desata la imaginación. ¡Regala a tus pequeños la diversión más magnética

¿Sabes por qué te vas a enamorar de nuestros juegos magnéticos para niños?


1. Incentivan la creatividad y la imaginación

Albert Einstein declaró que "la imaginación es más importante que el conocimiento". De hecho, sin imaginación los grandes descubrimientos de la humanidad no hubieran tenido lugar. Hace falta talento creativo para encontrar soluciones a los problemas más simples. Esta máxima es también parte esencial de los juegos magnéticos de Miniland y se ve reflefada tanto en el Crazy Tangram, inspirado en los tangram que mejora la coordinación ojo mano, y la orientación espacial, como en el Crazy Face que permite crear locos puzles reproduciendo e inventado caras variopintas.

Es recomendable combinar el uso de este tipo de juguetes con el juego en la naturaleza ya que también incentiva la creatividad y mejora su comprensión del mundo. Ayudar a tu niño a desarrollar sus capacidades al máximo puede ser muy divertido.

2. Son portables, los puedes llevar dónde quieras con total comodidad

¿Eres un padre previsor? ¿Al salir de casa llevas contigo juguetes por si las moscas? Si las respuestas a estas preguntas son afirmativas necesitas poner juegos magnéticos en tu vida. Lo cierto es que no pesan, son muy prácticos y pueden ayudarte a que las horas en la sala de espera del pediatra pasen mucho más rápidas.

Estos juegos pueden usarse también al aire libre. Una opción muy recomendable es llevarlos a cualquier excursión y alternarlos con juegos tradicionales en el exterior.

Si tu niño tiene entre 3 y 7 años seguro que disfruta en cualquier espacio con el Crazy Robots.  Con las piezas imán del juego podrá fabricar robots completos. El pequeño podrá usar plantillas o dejarse guiar por su imaginación ¡no hay límites!

Miniland Blogimage 500x180 (91).png

3. Se adaptan a tu niño y sus intereses 

Estos juegos han sido diseñados teniendo en cuenta la diversidad de gustos e intereses que experimentan los niños. Es por ello que la variedad de temáticas disponible hace que puedas ajustarte al máximo a sus ilusiones y ámbitos de interés. Un juego se basa en robots otros, como el Crazy Zoo,  reflejan el mundo animal y permiten al niño relacionar las partes que componen cada animal asociando cabeza, cuerpo y cola. Lo más divertido es que con las piezas imantadas el niño podrá inventarse muchos otros modelos combinándolas.

4. Potencian su habilidad espacial

Jugar y aprender es una máxima para Miniland. Por este motivo todos los productos incorporan cualidades que ayudan al pequeño a potenciar algunas de sus destrezas. Con juegos magnéticos como el Crazy City el niño trabajará su memoria y su habilidad espacial usando divertidas figuras sobre un plano.

5. Ayudan en la comprensión matemática

¿Las matemáticas te provocaban pesadillas? tu niño puede llegar a amarlas si las descubre como parte de un juego. Con ese objetivo nace Crazy Sudoku que  permite al niño desde los 3 años de edad comprender los primeros conceptos matemáticos simples. Este juego también le ayuda en su orientación espacial y se basa en 20 ejercicios.

¡Descubre el universo Miniland y consigue que tus niños aprendan jugando!

New Call-to-action