Home Compartir

6 minutos de lectura

Los niños disfrutan mientras realizan castillos de arena. Es un momento de juego que además de diversión les aporta muchos beneficios en su aprendizaje. Juguetes educativos como las palas, los rastrillos o los cubos estimulan su creatividad y el compañerismo entre los niños.

Salir al parque y jugar en el arenero, o disfrutar de un día de verano en la playa y jugar a hacer castillos con la arena y el agua del mar, seguro que les encanta a tus hijos. Es una actividad muy divertida que como todo juego aporta una serie de beneficios en el desarrollo de los niños. El juego es una de las mejores herramientas de enseñanza, para el niño es la manera más natural de aprendizaje.

Según señala Unicef en la publicación "El desarrollo infantil y el aprendizaje temprano el juego ayuda a ampliar los conocimientos y las experiencias de los niños además de desarrollar su curiosidad y la confianza. Favorece el desarrollo del lenguaje, estimula el razonamiento y les ayuda a tomar decisiones.

Salir a jugar al parque, a la playa o al campo, en definitiva planear actividades al aire libre favorece la creatividad, la autonomía y las habilidades sociales de los niños. Los padres podéis aprovechar las ganas de experimentar y de conocer que tienen los niños para que aprendan y estimulen su desarrollo a través del juego. Les encanta mojarse en el agua, tocar la arena y experimentar con ella, hacer figuras, comprobar su textura y descubrir qué pasa cuando la mojan. Para preparar actividades relacionadas con el juego en la arena y en el agua puedes usar juguetes educativos como palas, rastrillos, cubos, regaderas o moldes que les ayudarán a desarrollar más la imaginación en los momentos de juegos.

Miniland Blogimage 500x180 (45).png

Jugar con la arena y el agua es un juego educativo

Cuando tus hijos juegan con la arena y el agua en la playa, en el parque o en el patio del colegio, mientras se divierten están adquiriendo una serie de estímulos en el desarrollo de su aprendizaje. Según el portal Guia Infantil existe beneficios físicos, cognitivos, creativos, sensitivos y una conexión con el entorno.

  • Estimulan la creatividad: los niños cuando están jugando llenando el cubo con agua, modelando la arena con el rastrillo y la pala, o con moldes crean castillos o personajes e inventan sus propias historias, mientras realizan estos juegos tus hijos están desarrollando la imaginación y la creatividad.

  • Se produce un desarrollo cognitivo: Jugar con arena y agua es una fantástica actividad para desarrollar el aspecto cognitivo porque a través del juego van adquiriendo vocabulario nuevo y aprenden conceptos como lleno y vacío, seco y húmedo o pesado y ligero.

  • Estimulan el tacto: Al estar en contacto con la arena y el agua, mientras juegan experimentan lo gruesa o fina que es la arena, descubren si está mojada o si está húmeda y comprueban si el agua está fría, caliente o templada.
Miniland Blogimage 500x180 (46).png
  • Desarrollan la motricidad: cuando se realizan actividades al aire libre los niños hacen mucho ejercicio físico porque están en todo momento haciendo movimientos y desplazándose sin parar, por ejemplo, al recoger agua o arena. En los momentos que están corriendo, saltando y andando desarrollan la motricidad gruesa. En cambio cuando los niños juegan utilizando la pala y el rastrillo, cuando meten las manos y los dedos entre la arena buscando objetos escondidos, están desarrollando la motricidad fina. Según el Servicio Nacional de Aprendizaje el desarrollo motriz es importante para el proceso de formación del niño, se potencian sus capacidades sociales, aprende a controlar sus movimientos y adquiere independencia y destreza para realizar pequeñas labores.

  • Fomentan la socialización: Cuando los niños realizan actividades en el exterior están en contacto con la naturaleza y conocen otros entornos diferentes. Además se relacionan con otros niños con los que juegan e interactúan, y mientras, se están reforzando valores positivos como el compañerismo.

Puedes organizar con tus hijos  juegos con arena y agua durante todo el año y no sólo en la playa también en el parque, y los profesores los pueden preparar en el patio del colegio. Miniland ha creado unos juguetes educativos para jugar con la arena y el agua, y también en la nieve, que favorecen la coordinación de movimientos y potencian la imaginación y la creatividad.

New Call-to-action