Home Compartir

Estimulación visual con la App Moogy Visual

Miniland Educational: Playing today, for tomorrow

By Miniland

octubre 10, 2016

8 Minute read

La visión es una función aprendida, con lo que la calidad de ésta puede mejorarse con un entrenamiento visual adecuado. Podríamos decir que cuanto más se mira, más eficacia visual se logra.

Mediante los estímulos visuales potenciamos la atención visual y la capacidad de percepción de los más pequeños, pero además les damos las herramientas necesarios para aprendan a ver y a descubrir el mundo por sí mismos.

Así, la estimulación visual con diferentes materiales adaptados a cada necesidad es muy beneficiosa para cualquier bebé e incluso para los niños de diferentes edades. Incluso podemos decir que, mediante la estimulación visual adecuada, también los adultos pueden aprender a ver (a ver el arte, a distinguir las plantas, a seleccionar los mejores alimentos...).

La estimulación visual, por otra parte, es una de las necesidades más habituales que presentan los niños con necesidades especiales provenientes de alteraciones de su desarrollo, muy especialmente cuando son muy pequeños.

Por este motivo, la estimulación visual se plantea como una herramienta muy útil tanto en edades muy tempranas como en el trabajo diario de niños con alteraciones del desarrollo en general y niños con alteraciones visuales en particular.

Atendiendo a todo lo anterior, la estimulación visual resulta especialmente conveniente para:

  • Cualquier bebé hasta el 2º año de vida (para gimnasia visual)
  • Bebés y niños pequeños con problemas visuales
  • Bebés y niños pequeños con problemas perceptivo-visuales
  • Bebés, y niños con plurideficiencias
  • Otros bebés y niños en aquellos casos en los que no sea posible atraer la atención visual con otro tipo de objetos

La estimulación visual en los bebés

Los investigadores coinciden en que los bebés siguen una secuencia en el desarrollo de su visión, que se reproduce en todos los bebés de todos los lugares del mundo y todas las culturas.

En los primeros meses de vida del bebé, lo que les llama la atención no es el color ni la forma sino los contrastes de colores. Posteriormente, lo que el bebé observará con más atención serán los volúmenes y las formas que irán desde las más simples y planas hasta las más complejas.

Así, para una adecuada estimulación visual se hace necesario respetar el proceso de maduración del bebé, ofreciéndole en cada momento los estímulos que necesita.


 

Moogy Visual

Moogy AppsMoogy Visual es una App para smartphones y tablets que propone la estimulación visual con Moogy, la simpática mascota de Miniland Educational, siguiendo estos patrones evolutivos de los más pequeños. Se trata de interactuar con unas aplicaciones en las que los papás dirigirán el juego de los más pequeños, de forma gradual y atendiendo a las necesidades de cada momento.

Así, Moogy propone diferentes juegos que se utilizarán de forma evolutiva, para estimular la visión del bebé y favorecer su desarrollo.

  • Juegos de contrastes de color basados en blanco y negro (en primer lugar) para evolucionar después al blanco, negro y rojo.
  • Juegos de reconocimiento de formas, de seguimiento de objetos en movimiento y de ordenaciones básicas.
  • Juegos de reconocimiento de colores, en los que se puede colorear a Moogy y sus amigos.

Moogy en blanco y negro

Moogy en blanco y negroA los recién nacidos les llama la atención las zonas de contraste, fijándose particularmente en los contornos de las figuras. Así, durante las primeras semanas, el bebé se interesa sólo por figuras en blanco y negro, aquellas con elevado contraste y por formas geométricas sencillas.

Por este motivo, la utilización de materiales en blanco y negro resulta eficaz para el desarrollo de las funciones visuales básicas de fijación y seguimiento de objetos.

Moogy en blanco y negro ofrece una serie de actividades en las que se presentan diferentes patrones de contrastes en blanco y negro que irán cambiando sucesivamente. Estos patronees se pueden presentar cada cinco segundos de forma automática o manualmente, cuando el papá o la mamá decidan, tocando la pantalla.


 

Moogy en rojo, blanco y negro

Moogy en rojo, blanco y negroEl rojo es el primero de los colores que captará el bebé tras el blanco y el negro. Debe ser un rojo muy intenso que genere grandes contrastes con el blanco y el negro.

El juego irá presentando diferentes patrones visuales con contrastes de blanco, negro y rojo, que podrán cambiarse de forma automática cada 5 segundos o cada vez que los papás presionen la pantalla.

En este momento del desarrollo, los bebés ven a una distancia de 20 ó 30 centímetros, por lo que se deben presentar las imágenes a esta distancia, en el centro visual del niño. Así, las figuras se deben enseñar permaneciendo el bebé sentado o boca arriba, siempre guardando esta distancia (salvo en el caso de necesidades especiales).


 

Colorear a Moogy

Los colores de Moogy

En esta aplicación, que se podrá utilizar a partir de los 6 meses del bebé, hay que tocar los diferentes colores para colorear a Moogy y a sus amigos.

A partir de los 6 meses, los bebés irán reconociendo los colores básicos como el rojo, amarillo y verde. A partir de los 12 meses, pueden distinguir la intensidad de otros muchos colores. Es aconsejable mostrarle formas bien definidas y con colores vivos, en contraste con algún otro color. De esta forma se logra atraer la atención del bebé y estimular su capacidad de observación, además de estimular su percepción visual.


 

Las caras de Moogy

Las caras

Se trata de un juego ya más complejo, que consiste en buscar las caras de Moogy y de sus amigos. Así, el bebé deberá tocar encima de la cara, cuando se encuentre.

La cara es el primer objeto social que reconoce el bebé y su representación esquemática nos proporciona un excelente material de estimulación visual. Este tipo de juegos también facilita la identificación de las partes básicas de la cara: ojos, boca, nariz...

Esta aplicación será más conveniente a partir de los 16-18 meses del bebé, cuando podrá ir interiorizando las partes de la cara. Al mismo tiempo que se juega con la aplicación, los papás pueden pedirle que también señale su nariz, su boca, sus ojos... y los de Moogy. Los papás podrán ir nombrando las diferentes partes de la cara.


 

Mueve a Moogy

Mueve a Moogy

Seguir objetos que se mueven, favorece la motilidad ocular, que es la capacidad para dirigir los ojos de forma coordinada hacia un punto de interés, hacia objetos, etc. Así, las actividades como seguir objetos en movimiento ejercita esta habilidad. A estas edades podemos entrenar y ejercitar la vista, mirando cómo se alejan y se acercan los objetos. La acomodación visual a la distancia del objeto es un buen ejercicio para la musculatura y motilidad de los ojos.

En el juego Mueve a Moogy, los niños ya pueden tocar a Moogy en la pantalla por sí mismos y desplazarlo para ver cómo se mueve por el espacio, al mismo tiempo que pueden hacerlo más grande o más pequeño, dando la sensación de estar más cerca o más lejos.


 

La Pirámide de Moogy

La Pirámide

A partir de los 12 meses, los bebés pueden ya practicar con juegos sencillos de diferenciación de tamaños, colores y formas que estimulen la percepción visual y la atención del niño, a la vez que se estimula la adquisición de conceptos pre-matemáticos.

En este caso, el juego La Pirámide consiste en ir tocando los 4 aros que se presentan, de más grande a más pequeño y en este orden. Así conseguirán completar la pirámide con las piezas perfectamente ordenadas.

Esta propuesta de juego se puede acompañar con juguetes (pirámides de formas) que puedan ser manipulados, para ir así interiorizando las nociones básicas del juego. De esta forma se ayuda al niño a que comience a formar la visión en tres dimensiones.

App para la estimulación visual de los más pequeños