Home Compartir

Actividades para potenciar las habilidades naturales del niño

Miniland Educational: Playing today, for tomorrow

Por Miniland

enero 2, 2017

9 Minutos de lectura

¿Fascinada con las habilidades innatas de tu hijo? Aquí te ofrecemos una serie de actividades para niños que ayudan en el desarrollo de estas capacidades.

Existen muchos tipos de habilidades, algunas nos vienen dadas desde el momento en que nacemos y otras las desarrollamos cuando nos hacemos mayores, generalmente por necesidades profesionales.

Al primer grupo se las conoce como habilidades naturales y se caracterizan por obtenerse de forma innata. La Organización Mundial de la Salud (OMS) habla de tres grandes categorías de habilidades naturales: las cognitivas, las sociales y las de control de las emociones. Este tipo de destrezas siempre se pueden ejercitar y mejorar, aunque es conveniente hacerlo desde bien pequeños. Existen diferentes tipos de actividades que ayudan en el desarrollo de estas capacidades, aquí te resumimos algunas de ellas:

 

Actividades para el desarrollo de las habilidades cognitivas:

  • Hacer puzzles: Algo tan sencillo como hacer un puzzle tiene numerosas ventajas para el desarrollo intelectual de tus hijos. Capacidad de atención, racionamientos lógicos, aumento de la paciencia, inteligencia espacial… Son algunos aspectos que se pueden potenciar mediante los puzzles pero hay muchos más, ya que no se trata sólo de unir piezas sino de activar el intelecto. Los puzzles están recomendados para niños a partir de los tres años, existiendo distintos niveles de dificultad para poder ir incrementándola poco a poco. En Miniland Educational contamos con una amplia gama de puzzles que pueden servir a tus hijos para perfeccionar sus propias habilidades en casa.

 

 

  • Esculturas en 3D: Los juegos de construcción son un clásico entre los niños, pues desde bien pequeños se sienten atraídos por este tipo de juguetes. ¿Quién no ha jugado en alguna ocasión con piezas? Aún así, no es necesario invertir una gran cantidad de dinero en comprar juegos de construcción, pues en casa podemos crear nuestra propias figuras. Con unos cuantos palillos y un poco de plastelina se pueden hacer estructuras geométricas increíbles. ¿En qué contribuye esta actividad al desarrollo de las habilidades?, te preguntarás. Con la construcción se estimulan aspectos como la coordinación, la creatividad, el razonamiento lógico y la imaginación, entre muchos otros.

 

Actividades para el desarrollo de las habilidades sociales:

  • Algo que decir: Para realizar esta actividad hace falta reunir a toda la familia o a un grupo de amigos. En una urna hay que insertar un papel con el nombre de cada uno de los participantes y sentarse alrededor de esta en círculo. En el sentido de las manecillas del reloj, cada uno de los participantes tendrá que levantarse y extraer un nombre del recipiente. Después tendrá que resaltar los aspectos que más le gustan de la persona que le ha tocado. Si se juega en familia, es conveniente que los que inicien esta actividad sean los padres para que los niños tomen nota de cómo hay que hacerlo. Este juego sirve para que los pequeños aprendan a expresar sus emociones y a potenciar la empatía con los demás.

 

  • ¿Qué sabes de…?: De nuevo, para practicar este ejercicio hace falta estar reunidos en familia. Se trata de escribir en papeletas una serie de cualidades o habilidades que tengan los distintos miembros de la familia. Por ejemplo, sabe tocar el piano, canta bien, su animal favorito es el delfín, juega a fútbol, etc. El protagonista del juego, es decir, el niño deberá ir extrayendo los papeles del recipiente en el que se hayan insertado y decir a qué persona corresponde cada cualidad. Esta actividad es positiva para crear vínculos entre los diferentes miembros de la familia, tener un conocimiento mutuo los unos de los otros y aumentar la confianza.

 actividades potenciar habilidades de tu hijo.jpg

 

Actividades para el desarrollo de las habilidades relacionados con el control de las emociones:

  • Cómo me siento hoy: Este ejercicio es apropiado para saber diferenciar los distintos estados de ánimo y emociones. Para ello hacen falta una serie de fotografías o ilustraciones que representen las emociones más comunes (alegría, tristeza, enfado, vergüenza…). Habrá que ir enseñando cada una de estas fotos al niño para que identifique y describa cada uno de los sentimientos. Emotiblocks de Miniland Educational es una alternativa para realizar esta actividad de una forma más dinámica y entretenida, sustituyendo las imágenes por muñecos que se pueden montar y desmontar en función de la emoción que se quiera representar.

 

  • El espejo: Para llevar a cabo esta actividad hacen falta al menos dos personas. Consiste en ponerse uno enfrente del otro y, por turnos, representar el papel de espejo. Un espejo refleja las características de la persona que se pone frente a él, por ello la persona que haga de este objeto tendrá que describir las características tanto físicas como personales de la persona que tiene enfrente. Se debe practicar por turnos para que ambas personas sean “reflejadas” en el espejo. El espejo es un buen ejercicio para saber aceptar las valoraciones que otros hacen de nosotros y asumir las críticas tanto positivas como negativas. También es beneficioso para aprender a valorar a los demás y saber exteriorizar las emociones que sentimos.

Guía Cumpleaños Perfecto