Home Compartir

8 Minute read

Está claro que hacer que el verano sea divertido para los más pequeños de la casa no es tarea fácil. Demasiados días sin colegio y con mucho tiempo libre. Pero, por eso, el mejor momento para disfrutar con ellos son las vacaciones y el tiempo de ocio que invirtáis pasando juntos. Obviamente, el uso de dispositivos electrónicos es una ayuda para mantenerlos entretenidos a ratos, pero esto no tiene que ser su pasatiempo principal. Así que si tienes hijos pequeños, aquí tienes algunas ideas para jugar en el jardín con ellos.

El verano es el momento ideal para que toda la familia pueda disfrutar unida. Os vayáis o no de vacaciones, es muy importante fomentar –tanto fuera como en casa- una cohesión y estructura familiar. Los niños  necesitan estímulos con juegos no solo para aprender a compartir y a consolidar valores básicos como el compañerismo, la unión, la solidaridad o el respeto, sino también para crecer y mejorar su rendimiento tanto intelectual como físico. Jugar en el jardín con los niños es una muy buena opción para que esos estímulos los llenen de energía y positivismo.

 

Cinco ideas para jugar en el jardín con los niños

Lo mejor para crear vínculos familiares es hacerlo a través del juego, por eso, jugar en el jardín puede ser la mejor opción no solo para estar en familia, sino para afrontar por ejemplo el calor del verano o el intenso frío en invierno y hacer que tus hijos se muevan y disfruten al aire libre.

El tobogán acuático

No todos podemos decir que tenemos una piscina en casa –aunque sea comunitaria-, por eso, una de nuestras ideas para jugar en el jardín con niños es que os divirtáis mojándoos y calmando los calores de las altas temperaturas. Más allá de la típica guerra de globos de agua o juegos acuáticos para acercarse a la ciencia, hay un mundo lleno de posibilidades que podéis disfrutar mayores y pequeños. Esta opción os entretendrá toda la tarde seguro y además, ¡es muy fácil de preparar! Con una sábana de plástico –incluso un mantel de mesa forrado-, un poco de agua y un poco de jabón –¡el de lavar los platos!- puedes montar tu propio parque acuático. Ahora solo queda ponerse el bañador, mojarse un poco, y ponerse a deslizarse.

 

El 'chiqui-huerto'

Una de las formas más fáciles de enseñarles valores a tus hijos es realizando este juego para el jardín con ellos. Montar un huerto en casa no solo hará que disfrutéis en familia y que aprendan cosas básicas, sino que, además, puedes aprovechar para enseñarles a ser respetuosos con el medio ambiente, proteger y cuidar sus cosas, implicarse en tareas un poco más difíciles de llevar a cabo, inculcar el compañerismo, el trabajo en equipo, ser autosuficientes y buscar apoyo o ayuda en el resto.

Esto, también hará que los pequeños entiendan lo importante que es ayudar en las tareas del hogar, por eso, para el 'chiqui-huerto', ¡hasta ellos pueden tener sus propias herramientas!

Con el 'chiqui-huerto', podrás germinar legumbres, crear una pared de agua, hacer y diseñar macetas divertidas y montar tu propio huerto. Todo ello para que puedan jugar en el jardín y sean cada vez más independientes aprendiendo a cosechar y sacar adelante sus plantas.

Las gymkanas

Otra de las ideas para jugar en el jardín que puedes usar, es montar una tradicional gymkana en la que los más peques tengan que desarrollar, sobre todo, su parte más deductiva. Una de las mejores formas que tienen los más pequeños para aprender es haciéndolo mientras se divierten. Por eso, montar una gymkana y hacerles trabajar el pensamiento lógico y el racional al mismo tiempo, puede ser una forma de divertiros, además de evitar discusiones para cuando no quieran hacer los deberes. Para ello, sencillamente, monta un recorrido, pon pruebas en las que tengan que resolver problemas de matemáticas, caligrafía, historia, etc. y, por supuesto, ¡dales un premio al acabar!

La cocinita de atrás

¿A qué niño o niña no le encanta ensuciarse en verano y en cualquier momento del año? Una forma de involucrar a tus hijos en las tareas del hogar y ayudarles a desarrollarse como personas, es construyendo una cocinita en el patio del jardín. Aquí, por supuesto, podrán cocinar de forma ficticia, aunque con utensilios reales, como los juegos de cocina Miniland. Por supuesto, aquí podrás usar recursos como el barro y las plantas del jardín para hacer platos increíbles con los pequeños chefs de la casa.

Para ello, solo necesitarás algunos palets de madera para construir el banco de la cocina, la mesa, una cubeta para hacer las veces de fregadero y, por supuesto, una manguera. ¡Los platos que preparéis ya corren a cargo de vuestra imaginación!

 

Tus juegos de infancia

Por supuesto, no hay nada mejor –y más socorrido- que recurrir a nuestros propios juegos de infancia. ¿Quién no disfrutó con ellos? Si nosotros lo hicimos, seguro que son una opción ideal para jugar en el jardín. Tienes muchas opciones, pero nuestras preferidas son:

  • El twister el cual puedes comprar o diseñar tú mismo pintando los círculos en tu jardín con una pintura especial para exteriores.
  • El pollito inglés para disfrutar de un ratito en el jardín haciendo las posturas más locas y riendo en familia.
  • La comba donde aprovecharéis también para hacer un poco de ejercicio saltando y ayudaréis a mejorar su sistema psicomotor.
  • El sambori dejando que sean tus hijos los que ideen las figuras más locas y que pinten y se diviertan con las tizas.
  • 'Marco Polo' es una de las mejores ideas para jugar en el jardín y en la piscina con los peques de la casa donde solo necesitarás de tu voz y de un lugar donde esconderte.

Sabemos que disfrutar de la familia es algo que a todos nos encanta y más, ¡si lo hacemos jugando! Seguro que ahora que has leído las nuestras, a ti también se te ocurren muchas más ideas para jugar en el jardín con los niños y aprovechar tu espacio.

 

New Call-to-action