<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=512899172469810&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Home Compartir

6 minutos de lectura

El miedo es una de las emociones básicas que empiezan a experimentar los niños en sus primeros años de vida. Con Scared Pancakes podrán aprender a gestionar sus temores del día a día y saber expresar y conocer de mejor forma sus emociones. ¡Te lo contamos!

Llorar, reír, asustarse… Las emociones suponen un pilar fundamental en el desarrollo de los más pequeños que les ayuda a enfrentarse a las diferentes situaciones de la vida cotidiana. El miedo es una de las emociones básicas más presentes en la vida de los niños. Dependiendo de la etapa evolutiva en la que se encuentran nuestros hijos, se enfrentan a temores que suelen ser comunes en todos ellos. A través del juego activo, los miedos pueden desaparecer de forma espontánea.

Scared Pancakes, el juego perfecto para trabajar los miedos infantiles en casa

Para ayudar a los más pequeños a gestionar sus miedos y afrontar situaciones que les generan emociones adversas, Miniland Educational ha creado, dentro de la colección ‘Emociones y valores’, Scared Pancakes, un divertido juego dirigido a niños de entre 3 y 6 años para ayudarles a reconocer estas situaciones, ofreciéndoles la oportunidad de expresar sus emociones con el resto de participantes.

Se trata de un juego participativo en el que pueden intervenir entre 2 o más jugadores, divididos en dos equipos. Sin embargo, se recomienda que el juego esté dirigido por un adulto para mejorar la comprensión del mismo y evitar conflictos entre los niños.

Beneficios de Scared Pancakes

  • Otorga estrategias positivas a los niños para regular los estados anímicos negativos frente a situaciones de miedo habituales en la infancia.
  • Ayuda a los más pequeños a conocer sus emociones y saber cómo expresarlas.
  • Fomenta la autoestima al romper con los miedos que les generan inseguridades.
  • Les ayuda a crear habilidades de afrontamiento de los miedos.

Scared Pancakes.png

Cómo jugar a Scared Pancakes

  1. Esparcir las “tortitas miedosas” por la mesa, con la cara miedosa situada hacia arriba, y dividirse en dos equipos.
  2. El jugador 1 debe girar la ruleta y avanzar su ficha sobre el tablero con la cantidad obtenida.
  3. Este mismo jugador selecciona una “tortita miedosa” al azar y explica a los otros jugadores sin darle la vuelta “¿a qué tiene miedo el personaje de la tortita?
  4. A continuación, el usuario debe expresar diferentes opciones sobre cómo el personaje puede superar la situación que aparece en la tortita.
  5. Con ayuda de la paleta del cocinero, el jugador debe dar la vuelta a la tortita y observar la situación que aparece en el anverso. En este punto, explicará  al resto de jugadores qué ve en la tortita, cómo ha superado el personaje su miedo y cómo cree que se siente en ese momento.
  6. Si esta imagen coincide con las diferentes opciones que había expresado el usuario en un primer momento, se quedará la tortita para su equipo y el turno pasará al equipo contrario.
  7. Si por el contrario falla en su explicación, deberá dejar la tortita de nuevo en la mesa con la cara miedosa hacia arriba y pasar el turno al otro equipo.
  8. El juego termina cuando uno de los dos equipos llega al final del juego. El ganador será el que más “tortitas miedosas” haya obtenido. ¿Preparado para voltear las tortitas?

Scared Pancakes ayuda a los más pequeños a conocer pequeños trucos para superar las situaciones que les generan diferentes emociones negativas. A través del juego activo y estrategias positivas, los niños podrán hacer desaparecer los angustiosos miedos infantiles mientras se divierten. ¡Voltea las tortitas y supera tus miedos!

Otros juegos para trabajar las emociones en casa

Lograr que los niños más pequeños identifiquen las emociones más básicas puede ser una tarea compleja. Dentro de la colección ‘Emociones y valores’  de Miniland Educational existen otros juegos educativos para trabajar las emociones en casa . ¡Toma nota!

  • Emotions Detective: un divertido juego de detectives para que los más pequeños interpreten las diferentes situaciones e identifiquen cómo se sienten los personajes de las tarjetas en cada una de ellas. Así, a través de la expresión verbal, los niños podrán interpretar la representación de las emociones y conocer estrategias para regular los estados de ánimo.

Emotions detective-1.png

  • Emotiblocks: el juego perfecto para descubrir las emociones. Este juego de bloques permite a los niños aprender las diferentes emociones a través de actividades de observación y manipulación. Así, a través de las diferentes expresiones de las caras de los personajes, los niños podrán profundizar en la identificación de las emociones básicas y el reconocimiento de los gestos faciales.

¿Quieres llevar la educación emocional a tu hogar? ¡Hazte con uno de estos juegos y logra que tus hijos se diviertan mientras derriban miedos y aprenden a gestionar sus emociones!

New Call-to-action