Home Compartir

Pautas y ejercicios para niños con déficit de atención

Miniland Educational: Playing today, for tomorrow

Por Miniland

agosto 15, 2017

3 Minutos de lectura

En el aula es importante establecer pautas para los niños que tienen trastorno por déficit de atención e hipercatividad, TDAH. Estos niños tienen problemas específicos en el aprendizaje y, adecuar el contexto académico es muy importante para favorecer su rendimiento escolar. A continuación, definimos algunas pautas y ejercicios recomendables para que los maestros las apliquen en el aula.

El TDAH o trastorno por déficit de atención e hiperactividad es un trastorno crónico de carácter neurobiológico que comienza a manifestarse antes de los 7 años. Los síntomas principales son la dificultad para mantener la atención, el exceso de movimiento o hiperactividad y las dificultades para controlar la impulsividad. Según señala la Federación Española de Asociaciones de Ayuda al Déficit de Atención e Hiperactividad, FEAADAH, “el TDAH es una pataología psiquiatrica que padece entre un 2 y un 5% de la población infantil”, es uno de los transtornos más importantes dentro de la psiquiatría infantil.

 

Los niños que padecen este trastorno presentan dificultades a la hora de aprender. Según la Federación Española de Asociaciones de Ayuda al Déficit de Atención e Hiperactividad “más de un 20% de los niños con TDAH presentan problemas específicos del aprendizaje” y, los trastornos más frecuentes “aparecen en la lectura, la escritura y el cálculo, también denominados dislexia, disgrafía y discalculia”. Es en la capacidad lectora donde surgen los problemas más significativos porque estos niños tienen dificultades para la lectura visual y la comprensión, para descomponer las palabras en sonidos y en la velocidad cuando leen. Para estos niños es muy importante un “correcto reconocimiento y tratamiento precoz” para que no tengan problemas en su desarrollo, aspecto que influye negativamente en el rendimiento académico y en los desajustes emocionales.

 

 

Pautas para ayudar a los niños con déficit de atención en el aula

En el día a día es muy importante que los niños con TDAH se sientan comprendidos y aceptados y, perciban que están en mundo en el que tendrán oportunidades. En el portal TDAH y Tú destacan la necesidad de adecuar el contexto académico a las necesidades de estos niños y, mantener una comunicación fluida entre los padres y profesores. Además, aconsejan que en el aula el maestro deberá propiciar un ambiente estructurado, predecible y adecuado para el correcto aprendizaje.

 

Estas son algunas de las pautas para niños con déficit de atención que aconsejan a los maestros para que apliquen en sus clases:

 

  1. Para un niños con TDAH el simple hecho de pasar de una asignatura a otra es complicado, por eso es importante que todo sea lo más predecible que puedas.
  1. Dedicad 5 minutos a ordenar los pupitres y las mochilas. Es muy importante el orden para evitar distracciones y que a estos niños les sea fácil pasar de una asignatura a otra.
  1. Al inicio de la jornada escolar explica a los alumnos el orden de las lecciones y las actividades que realizaréis ese día.
  1. Cada clase debe de estar estructurada y ser predecible: explícales lo que van a aprender, cómo deben comportarse y los materiales que necesitarán.
  1. Es importante revisar los últimos contenidos, sobre todo, los que les resultaron más dificultosos. Si en su momento plantearon alguna pregunta repasadla otra vez, para que quede más claro el concepto.
  1. Las explicaciones cuanto más sencillas las hagas mejor, además, es conveniente utilizar material de apoyo y realizar trabajos en grupo. Facilítales todas las explicaciones necesarias para que puedan entender los contenidos y realizar las tareas.
  1. Habilita un espacio para el horario semanal y para anotar las fechas importantes, como son los exámenes y la entrega de tareas.
  1. Avisa a los alumnos de cualquier cambio en las rutinas diarias.
  1. En un folio anotad los errores que comete en cada asignatura para que pueda revisarlos y no los vuelva a realizar.
  1. Controla diariamente su agenda, de esta manera podrás comprobar que ha anotado todas las tareas que debe de hacer y que ha guardado en la mochila el material necesario para realizarlas.
  1. Siéntalo en primera fila, cerca de ti y de la pizarra para favorecer su atención. No lo aísles en un rincón porque le afectaría negativamente a su autoestima.
  1. Evitar las comparaciones con otros alumnos. Uno de los problemas que padecen los niños con TDAH es la inseguridad, por lo que las comparaciones con otros alumnos no les ayudan. Hay que estudiar su capacidad de trabajo y presentarle retos que sea capaz de superar, así poco a poco irá mejorando su autoestima.
  1. Es recomendable que los niños con TDAH cuando realicen los exámenes no tengan un tiempo limitado. Podéis aplicar un formato de examen específico para que puedan realizar la prueba sin presión, de manera que puedan demostrar sus conocimientos de manera satisfactoria.

 

 

Ejercicios para alumnos con TDAH

Es importante integrar al alumno en la clase y hacer que se sienta como uno más, pero seguramente necesite realizar algunos ejercicios al margen o en horas extraescolares para tratar sus síntomas y mejorarlos. Aquí tienes algunos ejemplos de actividades que pueden ser de ayuda en este sentido:

 

  • Un ejercicio bastante conocido y útil consiste en instar al alumno a guardar una serie de objetos dentro de una caja. Una vez están todos guardados, el alumno tendrá que indicar qué objetos son los que ha colocado en el interior de la urna. Es una actividad que estimula la memoria y que obliga al niño a concentrarse en lo que está haciendo.

 

  • Otra opción es colocar sobre una mesa una serie de objetos o figuras en un orden determinado, pedir al alumno que se fije en cómo están colocados y después cambiarlos de orden. El niño deberá recolocarlos según estaban inicialmente, de manera que estará trabajando la capacidad de retención del cerebro. Para esta actividad puede ser muy útil juegos educativos con figuras modulables para construir cubos, triángulos, etc.

 

  • Una actividad centrada en la escucha activa y la capacidad de atención, consiste en pedirle al niño que diga una letra o un número. Después hay que recitar una lista de números o letras y pedirle al alumno que cuando oiga la que él ha elegido haga una señal como, por ejemplo, levantar la mano o dar una palmada.

 

Además de aplicar este tipo de pautas y ejercicios específicos, cada niño deberá de seguir las recomendaciones que establezcan los expertos. La comunicación de padres, maestros y especialistas será muy importante para que el alumno consiga el desarrollo académico y personal adecuado.

 

New Call-to-action