<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=512899172469810&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Home Compartir

¿Cómo puedes ayudar a tus hijos a hacer los deberes en casa?

Miniland Educational: Playing today, for tomorrow

Por Miniland

septiembre 24, 2018

4 Minutos de lectura

Ayudar a hacer los deberes escolares a vuestro hijo implica motivarle, ayudarle a que aprenda a tener hábitos diarios, guiarle y mostrarle las herramientas que puede utilizar para encontrar la solución a las dudas que tenga. El niño aprenderá a ser más autónomo y a que los deberes escolares son su responsabilidad.

En la etapa escolar vuestro hijo empieza a traer deberes para hacer en casa. En la publicación Motivación, implicación en los deberes escolares y rendimiento académico hacen una definición, teniendo en cuenta a diferentes autores relevantes, en la que señalan que los deberes escolares son “aquellas tareas asignadas por los profesores a los estudiantes para ser realizadas fuera del horario escolar, con el fin de que las habilidades y conocimientos adquiridos en el aula puedan transferirse a otros ambientes”. Los padres pueden ayudar a sus hijos con los deberes escolares enseñándoles a que ellos son los responsables de sus tareas y de sus exámenes, además, es importante que les ayuden a crear un hábito de estudio, una rutina que también será indispensable a la hora de prepararse para un examen.

Cómo ayudar a los niños a hacer los deberes en casa

  1. Establecer una zona de estudio adecuada

Vuestro hijo debe de tener una zona habilitada para hacer los deberes y estudiar. Un lugar que no tenga ruidos, con luz natural y donde esté todo perfectamente ordenado. Las mesas y las sillas deben de ser cómodas, que le permitan adquirir una postura correcta. Tened en cuenta que en esta estancia no haya elementos que le distraigan, porque es importante que esté concentrado en la materia para comprender lo que lee y, de esta manera, tener más facilidad para hacer los deberes.


  1. Fijar un horario

Podéis establecer, por ejemplo, que el momento de las tareas escolares sea cuando lleguéis a casa, después de la merienda. Cuando termine vuestro hijo puede jugar o hacer otras actividades que le gusten, bien solo o con vosotros.


  1. Organización

La organización es básica, por eso, es importante que la vaya adquiriendo desde pequeño. Es muy importante enseñar a vuestro hijo a que debe de estar atento en clase y a que cada día debe de apuntar en la agenda las tareas que tiene que entregar, de esta manera cuando llegue a casa lo tendrá todo anotado y no se le olvidarán las cosas que tiene que hacer.


  1. Motivar

Los padres tenéis la responsabilidad de transmitir una imagen positiva de la escuela y de los estudios, para que vuestro hijo quiera aprender y sienta curiosidad por saber. Además, tenéis que explicarle que los profesores le ayudarán en todo, el niño debe de saber que le puede hacer preguntas a su tutor para que le ayude a resolver las dudas.

Cuando vuestro hijo esté haciendo los deberes preguntadle por la materia sobre la que está trabajando para que vea que mostráis interés por lo que hace. Es muy importante que no hagáis comentarios negativos sobre sus explicaciones o sobre las tareas que ya ha realizado, porque le puede hacer sentir inferior y bajar su autoestima. Además, le motivará mucho que note que valoráis el esfuerzo que hace cada día.


  1. Ayudar y guiar  

Cuando vuestro hijo esté haciendo las tareas preguntadle sobre la materia que está trabajando, dejadle que se explique, que os pregunte sobre sus dudas y, así, poder guiarle para que sepa encontrar la respuesta. El niño debe de entender que le podéis ayudar en los deberes, pero es él quien tiene que hacerlos, de esta manera aprende que es su responsabilidad y descubre su capacidad para hacer las cosas por sí mismo. Cuando termine los padres podéis revisar las tareas para comprobar que las ha terminado, destacar las cosas positivas de su trabajo y, también, podéis ver los fallos. El niño debe de ver los errores como una parte más en el proceso de aprendizaje, de esta manera se consigue que no se frustre.

 

  1. Estar en contacto con los tutores

Los maestros suelen citar a los padres para tener tutorías en las que les informan del comportamiento y el aprendizaje de sus hijos. En estas reuniones podéis preguntar al tutor de vuestro hijo si necesita apoyo en alguna materia o pedir que os guíe con pautas para ayudarle a la hora de estudiar o de realizar los deberes.

 


¿Qué aportan los deberes?

El tema de los deberes escolares genera mucha controversia porque hay muchos partidarios y también muchos detractores. Ante esta situación se generan argumentos a favor y también en contra de los deberes. En el Informe sobre los deberes escolares  de la Universidad de A Coruña, Oviedo y Minho destacan que hacer deberes en casa tiene los siguientes beneficios para los niños:


  • Adquieren hábitos de trabajo.
  • Mejoran la lectura.
  • Aprenden a ser más responsables y autónomos.
  • Fomentan el esfuerzo y la superación.
  • Potencian la creatividad, el razonamiento y la memoria.
  • Les ayuda a aprender a utilizar las tecnologías de la información, una herramienta cada vez más presente en el aula.
  • Implica a los padres con la educación de los hijos.

 

Además, en este informe también aparecen argumentos en contra de los deberes escolares:


  • Los padres tienen poco tiempo para dedicar a sus hijos y, en ocasiones, no tienen la formación adecuada para ayudarles esto desemboca en conflictos y castigos.
  • Muchos alumnos se desmotivan cuando hay muchas tareas.
  • Quitan tiempo para hacer otro tipo de actividades deportivas, culturales, familiares o de ocio que también son importantes para los niños.
  • Algunos especialistas señalan que los deberes escolares demuestran un fracaso del sistema educativo.
  • Crean desigualdades sociales porque unas familias pueden permitirse pagar clases particulares, otras tienen nivel cultural suficiente como para ayudarles en casa y otras familias, en cambio, no tienen ninguna de esas dos posibilidades.


El papel de los padres es indispensable en la educación de sus hijos. Ayudar a los niños a hacer los deberes supone guiarles a que aprendan a ser autónomos para realizarlos. Además, hoy en día los padres disponéis de herramientas como las nuevas tecnologías o los juegos educativos que os permiten aprender y compartir tiempo juntos.

 

New Call-to-action