<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=512899172469810&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Home Compartir

1 Minuto de lectura

Los muñecos no son algo que se haya inventado ahora. Se trata de uno de los juguetes más antiguos del mundo (las primeras muñecas de las que tenemos constancia datan de la época egipcia, ¡ni más ni menos!), pero que contiene una carga educativa tan grande que ha conseguido trascender a las diferentes culturas y transmitir su uso de generación en generación hasta llegar a nuestros tiempos.

Así que vamos a ver los beneficios de jugar con Muñecos, tanto en las aulas como en casa.

 

Beneficios del juego con Muñecos en el aula

En las aulas podremos diferenciar entre juego libre y juego guiado. Eligiendo qué tipo de juego queremos trabajar con cada niño según sus necesidades de aprendizaje.

Cuando juegan con ellos de forma libre, cada niño adopta un rol con el muñeco. Un rol que asume por imitación y que le ayuda a integrar valores educativos tan importantes como el respeto, el cuidado, el cariño y la responsabilidad.

Este tipo de juego les enseña a ponerse en el lugar del otro, a cambiar sus papeles y a ser más empáticos hacia los demás, además de las habilidades sociales y de motricidad fina que ya sabemos que mejoran al jugar con Muñecos, ya que estos les permite aumentar su confianza en sí mismos, al demostrarse que son capaces de cuidar de otro.

Por otro lado, tendremos el juego guiado. A través de pequeñas pautas o indicaciones, podremos ayudar a que los más pequeños trabajen la motricidad fina con juegos como:

  • Poner y quitar prendas de ropa al Muñeco. La practica repetida con los muñecos les ayudará a desarrollar las habilidades necesarias para poner botones, subir cremalleras, aprender a poner una chaqueta o incluso atarse las cordoneras. Cuando vayan a cambiarse solitos, podrán poner en práctica todas estas nuevas habilidades adquiridas a través del juego.
  • Dar de comer. Algo tan simple como diferenciar los alimentos, aprender las rutinas de comida a través de la secuenciación, el orden de los alimentos y el uso de cucharas, tenedores, vasos o botellas le permite ser capaces de ganar autonomía y llegar a alimentarse por sí mismos.
  • Practicar la higiene. Realizar y aprender las rutinas de higiene personal con sus muñecos les permite aplicárselas a sí mismos, de forma que será mucho más fácil que cojan buenos hábitos. Desde cepillar el pelo a lavarse las manos (tan importante hoy en día), todo cuenta cuando se juega con muñecos.

Además, estos beneficios se reflejarán también en casa. Especialmente en las que entra un hermanito o hermanita pequeño.

1 blog dolls SEL

Beneficios del juego con Muñecos en casa (Celos, responsabilidad y crecimiento)

Cuando la familia se hace grande es una alegría para todos. Los papás por tener un nuevo hijo, Los abuelos solo quieren que nazca para tener otro nieto al que llenar de caprichos. Y los primos ya están pensando en todos los juegos nuevos que van a poder inventar juntos.

Pero un nuevo hermanito puede ser algo que preocupe a los padres, ya que queremos saber qué hacer para que nuestros hijos sigan sintiéndose igual de especiales que el bebé y no desarrollen celos difíciles de manejar.

Es aquí cuando cobra valor utilizar los Muñecos de Miniland para introducir poco a poco a nuestros hijos la llegada del nuevo miembro de la familia. Tu hijo irá aprendiendo que no ha perdido el cariño de sus padres frente a su hermano, sino que ha ganado toda una familia.

Para ello, lo ideal es construir un momento especial que tu hijo valore y recuerde como tal. Este momento ideal puede ser cuando decidáis comunicarle a tu hijo la noticia de que esperáis un bebé. Es entonces cuando podéis darle el muñeco, haciendo énfasis en que su futuro hermanito será igual y que él, como hermano mayor, deberá quererle mucho y ayudarle a aprender y crecer fuerte y sano. Tu hijo creará una relación de inmediato con el muñeco, al que asociará con su hermanito pequeño.

Con paciencia, le prepararemos para que aprenda a cuidar del pequeño. Dándole pequeñas responsabilidades que pueda llevar a cabo con el muñeco, estará aprendiendo a cómo cuidar de su hermano y a comportarse como un buen hermano mayor.

Para esto, puedes utilizar pequeños actos domésticos cotidianos compartidos con tu hijo, para que poco a poco él pueda hacerse cargo de pequeñas responsabilidades con el futuro bebé. Puedes utilizar tareas como:

    • Momentos de juegos todos juntos, en los que el futuro bebé pueda participar.
    • Ayudarle a cambiar la ropita cuando sea necesario.
    • Darle de comer en las horas que toque.
    • Acostarle para dormir cuando llegue la noche.

Esa relación se irá haciendo más fuerte cada vez que termine una de estas tareas, hasta el punto en que tras los 9 meses el bebé nazca y podamos trasladar todo lo que tu hijo ha aprendido al nuevo miembro de la casa.

De esta forma, habremos reducido los posibles celos entre hermanos al mínimo exponente, ya que ha estado aprendiendo todo este tiempo a cómo tratar a su nuevo hermanito con las tareas que le hemos ido encargando. Además, la relación que habrá construido alrededor del muñeco se convertirá en un fuerte vínculo con su hermano pequeño conforme vaya viendo que ayuda a cuidar de él y vaya estableciendo una asociación con la figura y el rol del hermano mayor.

Es por esto que recomendamos tanto los Muñecos de Miniland para su uso en las aulas y en casa, y por lo que te invitamos a comprobarlo por tu cuenta.

¿Tú también jugabas de pequeño con muñecos?

2 blog dolls sel