Home Compartir

Consigue una adaptación feliz de tu niños de 3 años al colegio

Toma nota de nuestras sugerencias para la vuelta al cole

Por Miniland

agosto 21, 2017

7 minutos de lectura

A los 3 años se produce un gran cambio en la vida de nuestros pequeños. Es a esa edad cuando deben decir adiós a la guardería e iniciar una nueva andadura en el cole de mayores. Este es un gran paso al frente para nuestro hijo y tendremos que ayudarlo a superar miedos e inseguridades y a lidiar con la ansiedad por separación. Hoy te ofrecemos consejos esenciales para que los niños de 3 años se adapten al colegio ni problemas

La transición de la guardería al colegio se produce a los 3 años de edad aunque hay que resaltar que en España la educación no es obligatoria hasta los 6 años. Por este motivo, es nuestra decisión como padres escolarizar al niño, elegir un colegio que abogue por las enseñanzas innovadoras o simplemente prolongar la estancia en la guardería.

De un modo u otro ese cambio que vive el pequeño a edad temprana no tiene porqué ser traumático.

Consejos para conseguir una adaptación rápida de tu niño de 3 años:

1. ¡Genera en el pequeño expectativas positivas!

"El nuevo cole es un lugar maravilloso”, ese debe ser nuestro mantra con el niño. Le repetiremos una y otra vez que allí va a jugar y aprender, que el patio es fantástico… que va a descubrir muchas cosas que luego nos contará. Hay que mostrarle la versión más positiva del cambio con el objetivo de crear en él ilusión. Si algún hermanito mayor va al cole será mucho más sencillo hacerle ver las cosas desde esa perspectiva.

2. Prepara al niño para afrontar la separación 

Un estudio sobre el miedo en la infancia realizado por doctores de la Universidad de Murcia y la Universidad Miguel Hernández muestra que a partir del primer año de vida y hasta los seis años uno de los miedos más intensos que experimentan los niños es el de la separación. Los miedos suelen ser temporales y desaparecen cuando el pequeño entiende mejor el mundo. Esa es nuestra misión como padres, explicarles la realidad y ayudarles a comprenderla. ¡No los vamos a abandonar en el colegio, allí van a aprender y jugar solo unas horas!

Antonio Cano Vindel, Doctor en Psicología y Presidente de Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés destaca que podemos ayudar al niño en este cambio "dando confianza, cariño, ayudando a que se relacione con otros niños a través del juego, desvaneciendo poco a poco la presencia de la madre y procurando que esté distraído, lo pasé bien y se sienta seguro”.

Miniland Blogimage 500x180 (85).png

El doctor Antonio Cano matiza que “no todos los niños experimentan fuertes reacciones de ansiedad por separación. Depende de factores genéticos y del aprendizaje, como otros problemas de ansiedad. Tener antecedentes familiares o haber sufrido adversidades infantiles son factores de riesgo para el trastorno de ansiedad por separación”.

3. El llanto poco a poco desaparece, hay que evitar el contagio

La separación unida al miedo y la incertidumbre sobre el nuevo colegio van a provocar que muchos niños lloren desconsolados los primeros días. Para aligerar este momento debemos evitar dramatismos. Una buena manera de gestionarlo es ser honesto y cariñoso, hacer la despedida muy breve y garantizar al niño que en pocas horas volveremos a por él. El llanto estos primeros días es altamente contagioso, hay niños que lloran al ver al resto de compañeros desconsolados. Tratar de que los pequeños lleguen entretenidos a la puerta del cole es recomendable.

4. No olvides adaptar sus horarios a la nueva rutina

Esto se aplica a todos los niños que vuelven a las aulas. Debemos ajustar sus horas de sueño y comidas a la nueva rutina. Así les costará menos madrugar, dormirán suficentes horas y estarán más receptivos. La vuelta al cole implica un esfuerzo de toda la familia y debe prepararse con antelación cada año.  

5. Haz que el nuevo entorno le resulte familiar

Los días previos al inicio de las clases podemos llevar al niño al centro escolar, mostrarle la puerta de entrada, la zona en la que va a jugar y el camino que realizará. Lo ideal es que cuando se incorpore al colegio ya tenga una idea de cómo es el parvulario al que va y le resulte familiar.

6. La incorporación gradual puede ayudarnos

Muchos centros realizan incorporaciones graduales. Los niños van entrando en pequeños grupos en distintos días. De este modo se evita que en la primera jornada 25 niños asustados se enfrenten a la vez a esa experiencia. Llegar a clase y encontrar ya a algunos pequeños jugando o tranquilos ayuda al resto y genera buen clima. También hay centros que van ampliando el horario de manera paulatina.

El primer día están pocas horas en contacto con su nueva realidad, a lo largo de la semana acaban por realizar la integración completa. Incluso existen escuelas que aplican enseñanzas innovadoras y que permiten a los padres estar en clase con el niño unas horas al día en esta primera etapa.

Miniland Blogimage 500x180 (86).png

7. Da información sobre el niño a sus nuevos profesores

Si tienes una reunión con la nueva profesora o profesor de tu niño aprovecha para darle toda la información que puedas sobre su carácter, su manera de ser, sus enfermedades y sus gustos. Puedes llevarlo escrito en un folio porque también para el personal docente los primeros días son duros y en ese periodo conocen a la vez a todos sus nuevos alumnos.

8. Los primeros días dedica tiempo de calidad a tu niño

En el momento en el que recojamos al niño es posible que vuelva a llorar, la primera semana es muy intensa para ellos. Estos días los padres tenemos que ser su apoyo y por eso va a ser determinante pasar tiempo de calidad con ellos a la salida de las aulas. Puedes ir al parque, comprarle un helado o compartir un rato de diversión con juegos como el Play Miniland, que promueve el aprendizaje combianando juego real y digital. Piensa en que tu niño tendrá la necesidad de pasar buenos momentos contigo para relativizar los miedos que ha vivido al inicio del día.

Conseguir una adaptación feliz al colegio puede ser menos difícil de lo que parece si aplicamos estos consejos. Eso sí, recuerda que nuestro enfoque positivo como papás va a ser determinante en el proceso.

New Call-to-action