<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=512899172469810&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Home Compartir

9 Minutos de lectura

Las tabletas ya son un elemento imprescindible en las aulas de media España. Estos son los 6 usos educativos de las tablets que deberías conocer.

“Las tabletas mejoran el aprendizaje en las aulas”. No lo decimos nosotros, sino que lo corrobora un estudio realizado por la Universidad Autónoma de Barcelona en el que han participado 2.000 alumnos y 150 profesores de educación infantil, primaria, secundaria y educación especial.

Estos dispositivos móviles se han convertido en el perfecto sustituto del ordenador en las clases, los motivos son muchos y variados: más económicos, más pequeños, mayor movilidad, más intuitivos, etc. Es por eso que extraña que cierta parte del sector docente sea contraria a su empleo en el ámbito de la enseñanza.

No se puede obviar que a día de hoy las tablets juegan un papel esencial en el aprendizaje de los más pequeños. Según un informe de Ofcom, el 70% de los hogares dispone de una tableta y según otro estudio, este de Communicus, el 60% de los niños las emplean para realizar tareas escolares. Así que el debate ya no se centra en si las tablets deben entrar o no en las aulas, sino en cómo sacarles el mayor rendimiento a nivel didáctico.

usos educativos tablet.jpg

Estos son los principales usos educativos de las tablets

  • Estimular la creatividad: Dale un papel y un lápiz a un niño y será feliz. A cualquier crío le gusta dibujar y pintar, es la mejor manera para dar rienda suelta a la imaginación. Por eso, las disciplinas artísticas y la plástica siempre han tenido un papel importante en el universo educativo y debe continuar siendo así. Sin embargo, las tablets son una nueva herramienta que también ayuda al desarrollo creativo de los más pequeños, solo que desde otro punto de vista. Con estos dispositivos móviles se pueden trabajar nuevos formatos artísticos como la edición de vídeos, la creación de cuentos e historietas o la composición musical, entre muchos otros.

 

  • Trabajos más colaborativos: Una de las enseñanzas que más se intenta fortalecer por parte de los docentes es el trabajo en equipo. Para ello, siempre se ha intentado trabajar por grupos en las clases. Las tablets contribuyen a fomentar este aspecto, ya que son un elemento perfecto para el trabajo colaborativo. Gracias a la conexión a internet y a formatos como Google Drive varias personas a la vez pueden trabajar en un mismo documento como puede ser una presentación o un archivo de texto. Además, estos dispositivos permiten trabajar en equipo y en remoto, es decir, no hace falta que tu hijo se reúna con sus compañeros para hacer un trabajo conjunto.

 

  • Aplicaciones educativas: Cuando pensamos en los usos que la mayoría de adultos damos a las tabletas (más allá de los profesionales), nos vienen a la cabeza juegos y otras prácticas triviales en internet. Sin embargo, estos aparatos tienen muchos más usos educativos de los que pensamos. Solo hace falta navegar durante unos minutos por la Play Store o la Apple Store para darse cuenta. Existen multitud de apps con fines didácticos como, por ejemplo, iCuadernos, la versión digital de los tradicionales cuadernillos Rubio de actividades. En este post te descubrimos algunas de las aplicaciones para móviles y tablets más educativas para tus hijos.

 

tablet educativo.jpg

 

  • Trabajar distintos canales de comunicación: El universo online ha abierto nuevos canales comunicativos que hace unas décadas eran impensables. Así que en las aulas, además de enseñar a escribir cartas formales e informales, habrá que trabajar otras vías de comunicación como, por ejemplo, el email. Tampoco está de más que se enseñe a hacer un buen uso de las redes sociales y de las aplicaciones de mensajería instantánea como el popular Whatsapp. Saber adecuar el lenguaje a cada canal y el tono a cada destinatario siempre ha sido una de las enseñanzas básica que ahora debe actualizarse y adaptarse a los nuevos aparatos electrónicos.

 

  • Aprender a filtrar información y retroalimentarse: Internet se ha convertido en la mayor fuente informativa del siglo XXI. Con tan solo un par de clicks tenemos acceso a una cantidad ingente de información que, a veces, es incluso difícil de filtrar. Las tabletas permiten a los alumnos hacer una búsqueda informativa mayor que, por ejemplo, la que se hace con una enciclopedia. Además, les ayuda a aprender a distinguir entre la información útil de la que no lo es. Asimismo, las tablets y otros dispositivos son herramientas idóneas para compartir recursos e información, por lo tanto favorecen la retroalimentación entre los alumnos (y docentes).

 

  • Combinar con recursos tradicionales: Que los alumnos tengan a su alcance tabletas en el aula no significa que tengan que dejar de lado otros instrumentos educativos más tradicionales. Todo lo contrario, de lo que se trata es de encontrar una balanza entre ambos elementos. Para ello, una buena solución son aplicaciones como Play Miniland con las que se puede combinar los juguetes tradicionales con su versión digital. Miniland Educational es uno de los principales proveedores de juguetes educativos para las aulas y, como consecuencia de su preocupación por la innovación, han desarrollado este app que aúna el juego tradicional con el online. Si quieres probar todas las posibilidades que ofrece Play Miniland a tus hijos solo tienes que darte de alta en el registro y acceder inmediatamente a una cantidad enorme de recursos educativos.

Educational Family