¿Qué papel tiene la tecnología?

En el enfoque reggiano la tecnología es bienvenida: las cajas de luz, los retroproyectores, las cámaras de fotos e impresoras se utilizan mucho para crear los atelieres de luz.

 

 

Las mesas de luz

Quizá las mesas de luz sean uno de los elementos más icónicos en esta metodología educativa. Han llegado como complemento perfecto y han reemplazado a las antiguas cajas de luz que se fabricaban de forma artesanal, permitiendo que el niño concentre su atención en la actividad que realiza.

 

 

 

A veces hay cierto desconocimiento y se dice que las mesas de luz corresponden a la pedagogía Montessori, pero realmente son del enfoque Reggio Emilia.

Cuando se fabrican de forma artesanal hay que tener cuidado, ya que es importante presentar atención a la intensidad de la luz, la distancia entre las tiras de leds, la separación entre el fondo y el cristal de metacrilato, entre otros aspectos técnicos.

Por eso creo que es una decisión que merece la pena meditar y hoy en día ya las encontramos fabricadas con buena tecnología a precios muy competitivos al mismo tiempo seguras.

Las de Miniland tienen una temperatura del color es de 5300 K y 5 posiciones para seleccionar distintas frecuencias que hacen que notemos la luz más o menos intensa. Las hay en tamaño A4 que viene muy bien si hay hermanos en casa (como en mi caso) para que de este modo cada uno pueda hacer sus propios experimentos con la luz, y también en A3, que vienen muy bien para cuando queremos plantear actividades en las que se necesita más superficie.

 

 

Siempre que me preguntan por consejos sobre regalos educativos para los niños y niñas las propongo como una idea perfecta para el tercer cumpleaños. Además, hay muchísimos juegos traslúcidos y recursos para trabajar con la luz blanca, como el conocido Tangram, juegos de construcciones, bandejas de clasificación…

Te animo a probar y descubras con tus propios ojos la ilusión de los peques y la cantidad de ideas que se les ocurren, ¡por algo se habla de la pedagogía del asombro!

Eso sí, como último consejo que recomiendo que controles los tiempos de exposición y apliques el sentido común, veinte minutos dan mucho de sí para plantear varias actividades y retos que les encantarán. ¿Nos cuentas cuál es la preferida de tu peque? ¡Te leemos en comentarios!

 

 

 

 

 

 

Autora: Miriam Escacena

Miriam Escacena es madre de dos niños y Guía Montessori de Comunidad Infantil especializada en la etapa de la primera infancia, (0 a 3 años).

En 2013 dejó su carrera profesional como ingeniera para dedicarse por completo a trabajar por y para la infancia, convencida de que la educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo.

Eterna aprendiz de todo y especialmente de sus niños y alumnos, está al frente de la web tuguiamontessori.com, a través de la cual ofrece formación presencial y online, asesorías y consultarías tanto a familias como a docentes y centros educativos.