Estando en el año 2021 y después de varios años de grandes avances y logros en diversidad, aún existe mucha gente que por desgracia sigue sin aceptar a las personas que son diferentes a sí mismos.

Para un niño pequeño (y como seguro que tú también has notado en clase) estas diferencias podrían causar daños emocionales con el tiempo y afectar a sus decisiones y actos a lo largo de toda su vida.

Las clases hoy en día son más diversas de lo que jamás fueron. En ellas tenemos niños y niñas de todas las procedencias, culturas y religiones, cada uno con su propia historia particular y con situaciones familiares distintas. Muchos de estos niños no se sienten incluidos o aceptados.

Como decíamos al principio de este artículo, a pesar de haber conseguido alcanzar grandes logros aceptando la diversidad y celebrando diferentes días, eventos o simplemente hablando sobre diferentes culturas a lo largo del año escolar, lo que de verdad necesitan nuestros alumnos es ser aceptados cada día del año.

Educar en diversidad

Las maestras y maestros tienen hoy en día más responsabilidad que nunca de asegurarse que cada estudiante se sienta visibilizado y aceptado por todos los compañeros, y que estos le traten con amabilidad y respeto.

En nuestro blog educativo siempre buscamos un camino para incorporar la diversidad y tolerancia en cada tema que publicamos, construyendo una base para el Aprendizaje Social y Emocional (SEL en inglés).

Ahora que comienza un nuevo curso, te dejamos aquí diferentes consejos con los que podrás educar en diversidad dentro de tu aula:

  1. Haz una «auditoria de diversidad«: antes de comenzar con las compras de septiembre para la vuelta al cole, echa un vistazo a tu clase y piensa qué podría faltarte. Una simple lista en la que compruebes si tienes representación de las diferentes culturas, identidades, etnias y mensajes positivos en la decoración de tu aula. ¿Tienes suficiente representación de culturas entre tus materiales, juguetes y juegos? Toma nota de todo lo que te falte y añádelo a tu pedido de la lista para la vuelta al cole.
  2. Revisa tu planificación: repasa qué trabajaste con tus alumnos en el curso pasado y piensa cómo podrías mejorarlo con temas sobre inclusividad y tolerancia. Uno de los mejores métodos para enseñar inclusividad, tolerancia y amabilidad es con una gran dosis de Aprendizaje Social y Emocional. Por ejemplo, puedes combinar el juego físico con su correspondiente complemento online en nuestra web de juegos educativos online. Dando a tus alumnos recursos que les ayuden a celebrar sus identidades y aprender más sobre las identidades de sus compañeros, estarás creando un espacio seguro donde cada niño se sienta visibilizado, seguro y apreciado.
  3. Da la oportunidad a tus alumnos de demostrar tolerancia y visibilidad: Un niño es una esponja, y como más va a aprender es a través de el juego simple y divertido. Llena tu clase de diferentes opciones de juego que incluya no sólo diversidad cultural, si no también visibilice tonos de piel diferentes, para que puedan explorar y aprender con juguetes. En los juguetes educativos de Miniland encontrarás muñecos con diferentes colores de piel, además de otros como los Muñecos con Síndrome de Down.
  4. Escucha y piensa: Aunque una profe lo sepa casi todo… ¡a veces podemos quedarnos sin respuestas! Tómate tu tiempo y aprende sobre diversidad. Pregúntate como mejorar tú misma antes de enseñar a otros, si tú tienes que mejorar algo. Identifica tus emociones y actitudes antes de volver a clase, después de un año tan atípico como el 2020. Y sobre todo, aprende de tus niños, ya que siempre tendrán algo que enseñarte.